El Mensaje de Jesús


23 May
23May

Pareciera imposible resumir la enseñanza de Jesucristo en unas pocas palabras. A fin de cuentas Él es Dios encarnado ¿Cómo podríamos encapsular su mensaje? Sin embargo efectivamente en la Biblia se resumieron esos 3 años de ministerio activo en apenas una frase, lo que sucede es que poca atención se le ha prestado.

Juan fue quizás el apóstol que mayor relación de amistad mantuvo con el carpintero de Nazaret, a él se le llamó “el discípulo amado”, era el que se recostaba en el pecho de Jesús en su última cena y conocía relatos de la vida privada de Cristo (cómo la historia de Nicodemo) que ningún otro evangelista relató.

¿Por qué hablamos de Juan cuando intentamos resumir el mensaje de Jesús?

Pues porque fue precisamente Juan quien declaró la idea central de la predicación de Cristo.

Juan era ya muy anciano cuando muchos maestros importantes del cristianismo comenzaron a enseñar falsedades sobre la vida espiritual y sobre la encarnación del Señor. Estas personas decían tener mayor revelación y autoridad por lo cual mucho desdeñaban la enseñanza de los apóstoles.

En su primera carta universal (1era de Juan) el anciano no discute ya si él es o no apóstol y por tanto debe escucharse su evangelio cómo venido de la boca de Dios, más bien recurre al centro de todo lo que enseñaba Jesús y de esa manera contrasta la enseñanza de los falsos maestros con el mensaje del Maestro Supremo:

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. 1Juann 1:5

Pareciera ser que esta sentencia no resume para nada el evangelio de Jesucristo, ¿dónde está el pecado, el arrepentimiento, la vida y la condenación eterna? Pues aunque a simple vista no lo parezca Juan nos declara el núcleo de todo en esta frase: el conflicto entre la luz y las tinieblas.

¿Es este el mensaje central de Jesús? ¿No es esto muy básico? ¿No se encuentra esto en cada religión?

Sí, el mensaje central no se reduce a luz y tinieblas, lo que distingue al mensaje de Jesús de las demás religiones es el significado de esa luz y esas tinieblas.

Para algunos cristianos el conflicto fundamental de sus vidas espirituales se enfoca en la lucha entre seres malignos con seres angélicos o humanos, es una guerra entre criaturas de Dios. Este enfoque no es incorrecto del todo, pero no es lo esencial, pues aquí Juan no está hablando de una luz que contrasta con los demonios sino con el pecado y el desamor.

El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. 1Juan 2:9

¡Allí está el mensaje resumido y central de Jesucristo! La santidad  y el pecado son los opuestos que definen el problema fundamental que el evangelio soluciona.

 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Dios es amor, Dios es santo y nunca pecará, Dios no peca en ninguna manera, los pecados son las tinieblas.

¿Pero esto no lo sabían y lo saben todos?

Muchos dicen que Dios es santo y que no peca ¿pero cuál es la definición de pecado según Juan?

Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. 1Juan 3:4

Para Juan el pecado se define cómo la infracción de la ley de Dios, decir que Dios no infringe su propia ley en ninguna manera es revolucionario para algunos ¿No es Dios soberano? ¿Dios no puede cometer homicidio con quién Él decida? ¿No puede mentir y ser sin culpa? Al parecer Dios está atado a su propia Ley de amor, no hay nada en Él de aquellas cosas que Él mismo condena en nosotros.

Dios no puede pecar y cuando mata lo hace bajo la legalidad de su Amor, los principios de su ley de amor son guardados por Él, porque su ley existe debido a que Dios es amor aún antes de que existiera el universo. Dios es luz y no hay ningunas tinieblas en Él.

El mensaje del amor de Dios expresado en su ley y la pureza del carácter de Dios es el mensaje central de Jesucristo

Lucifer ha intentado mediante siglos hacer ver a nuestro Padre como un Señor duro que “recoge dónde no sembró”. Que es recio y que se complace del castigo, pero nada más lejos de la verdad. Dios nos manda a orar por los que nos maldicen, nos manda a dar la otra mejilla, a cuidar de los más débiles y a ser misericordioso con los que yerran. ¿Acaso él no demostró en Jesús que todo lo que demanda de nosotros es exactamente lo que Él es?

Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 1Pedro 1:14-15

Allí está el verdadero propósito de Jesús, de Juan y ahora de Pedro al hablarnos del amor, la santidad y el carácter de Dios. Si Dios es luz sin tinieblas, así también lo son sus hijos.

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. 1Juan 1:5-7

Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. 1Juan 3:4-5

Si nosotros decimos que somos cristianos, si decimos que tenemos comunión con un Dios santo, un Dios de amor, pero nosotros somos gustos, caprichos, egoísmos, iras, lujurias, si nosotros no somos luz entonces somos mentirosos.

Juan nos llama a reconocer que sin Cristo somos pecadores en tinieblas pero con Cristo llegamos a ser santos en luz.

Muchos buenos maestros hoy en día están enseñando que el arrepentimiento es el final y la victoria de la vida cristiana, sin embargo esto no es así, el arrepentimiento es el camino a la Santidad, o lo que es lo mismo, el camino al amor.

El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. 1Juan 2:6

­¿Quiere decir esto que si peco no soy cristiano?

No quiere decir eso, quiere decir que si peco me he separado de Jesús, no estoy siendo cristiano pues estoy lejos de Cristo, debo arrepentirme como me arrepentí el primer día de mi conversión y recibir de nuevo el poder para vencer que la gracia de Dios otorga, ser cristiano no es un estatus incondicional, ser cristiano significa tener el Espíritu de Cristo, permanecer en Cristo es ser cristiano.

El mensaje central de Jesús es el carácter de amor de Dios, un tipo de amor muy específico que está revelado en Su ley. ¿Crees que mediante su gracia y su Sangre tú también puedes ser luz como Dios es luz? ¿Ser amor como Dios es amor? ¿Ser Santo como Dios es santo? ¿O Jesús nos pide cosas imposibles?

Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; más para Dios todo es posible. Mateo 19:26

Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Génesis 17:1

¿Acaso tenemos fe para mover montañas pero no para ser santos? No te preocupes, para ambas cosas no es necesaria una fe muy grande, seremos santos y venceremos nuestros defectos de carácter¡ tan solo con la fe del tamaño de un grano de mostaza 😉

Dios te bendiga mucho!

Mi próxima canción se titula “Despertar” y trata sobre nuestro tiempo devocional, ese momento en el cual nos acercamos a Dios mediante la oración, la alabanza, el estudio de la Biblia... Ese tiempo es fundamental para la trasformación del carácter. Te dejo mis redes sociales para que te suscribas a todas y no te pierdas el próximo lanzamiento:

↓↓↓ESCUCHA MI MÚSICA EN↓↓↓        ↓↓CONECTÉMONOS↓↓↓

Spotify  Apple Music  Deezer  Youtube  Facebook  Twitter  Instagram Telegram